El sitio web es el corazón de tu negocio en el mundo digital. Allí irán tus visitantes a adquirir tus productos o servicios. Pero ¿cómo te encontrarán tus clientes potenciales si no te conocen? Muy sencillo, debes tener optimizado tu sitio para que te encuentren. Este proceso se conoce como Search Engine Optimization, o SEO, y debe tenerse en cuenta desde el diseño de la web. Son muchos los factores que evalúan los buscadores para posicionar un sitio. Entre los más importantes se encuentran:

  • 1. El alojamiento que elijas puede ser un impulso para el posicionamiento. Si los servidores son muy lentos, los visitantes huirán de tu sitio web. A ninguno nos gusta gastar nuestro tiempo.
  • 2. El nombre de las url ayuda al motor de búsqueda y al usuario a entender de qué se trata la página. No utilices números ni fechas, usa las palabras más importantes del título.
  • 3. La navegación es de suma importancia. Un sitio bien organizado, con una estructura de menú óptima, ayuda a los usuarios a conseguir lo que buscan. Los subniveles infinitos no facilitan la exploración del visitante.
  • 4. El sitio web debe funcionar en todos los dispositivos móviles. Un usuario debe tener una experiencia agradable desde su teléfono, tableta, laptop o computador. A esta característica se le conoce como diseño responsivo. Algunos buscadores no listan el sitio web si no se contempla esta funcionalidad.
  • 5. Los sitios web deben cargarse rápidamente. La velocidad es un factor de suma importancia en el SEO. Se recomienda bajar el peso de las imágenes sin perder calidad para hacer más liviana la web.

Así que en el proceso de diseño cuida estos aspectos para que tu sitio web se posicione en los primeros lugares de los buscadores. En el competido mundo digital el SEO es la diferencia en la rentabilidad de tu negocio o tienda en línea. No lo descuides.