Un sitio web es exitoso no por el diseño ni por sus imágenes impactantes, sino por la facilidad con la que un usuario interactúa con la web. A esta característica se le denomina usabilidad. Si el visitante considera que su experiencia es gratificante, es decir, que consigue lo que busca, volverá una y otra vez a buscar más información y más productos. Según Jackob Nielsen, para que un sitio satisfaga al usuario, debe cumplir con los siguientes principios:

  • 1. La web siempre debe indicar al usuario en qué parte del proceso se encuentra. Por ejemplo, que está en proceso de consulta y comparación de precios.
  • 2. Las palabras utilizadas en el mundo digital deben ser las utilizadas en el mundo real. Por esta razón, la mayoría de las tiendas en línea manejan el concepto del carrito en sus compras.
  • 3. El usuario debe tener siempre el control y la libertad de decidir cuándo salir del proceso. Tener una salida de emergencia si no desea continuar comprando, por ejemplo.
  • 4. Se debe mantener la coherencia y los estándares en todo el sitio web. El botón de salir debe tener las mismas características en cualquier opción.
  • 5. El manejo de errores debe administrarse muy cuidadosamente. Su prevención es vital para fortalecer la credibilidad del sitio.
  • 6. El usuario debe reconocer las acciones y opciones del proceso. El diseño no debe considerar que el visitante recordará para qué sirve cada objeto.
  • 7. El sitio web debe ofrecer flexibilidad y botones rápidos a los usuarios con más experiencia. De esta manera podrá interactuar y lograr sus objetivos más rápido.
  • 8. La precisión es importante. Se recomienda no agregar información no relevante a los procesos.
  • 9. El diseño debe ayudar a los usuarios a salir de un error. Los mensajes deben ser claros sobre el problema, así como sobre su solución.
  • 10. La documentación debe ser fácil de encontrar, con términos sencillos y no muy extensa.